miércoles, 22 de junio de 2011

Chorradas de #BOFHers

Como últimamente estoy demasiado ocupado como para escribir un nuevo post, os voy a poner un par de vídeos que me he animado a grabar para que no os aburráis.Aunque ya los publiqué en twitter, los pongo también aquí para la gente que no me sigue por esa red social y sí por RSS o similar.

En el primer de ellos se muestra la manera más rápida de arreglar un ordenador que hace demasiado ruido, la forma denominada "A la Española". Nada de abrirlo y quitarle la mierda que tenga por dentro...



En el segundo vídeo os muestro un LART casero (y cutripeich) que me hice para pasar el rato. El primero que me hice estaba peor todavía y se lo rompí a Rompetechos en la espalda, así que no os hagáis ilusiones.

Especial atención a las marcas que deja en la silla. Tiene que doler, desde luego...


Los mismos vídeos pero subidos a Blogger, para los que tienen Youtube capado en el trabajo:

video
video

miércoles, 15 de junio de 2011

¡Hace calor!

Lunes 13 de Junio, 32 grados de temperatura en el exterior de la oficina. En el interior esta temperatura se ve incrementada gracias al calor humano y el generado por los ordenadores de manera que se suda con solo estar sentado delante de la pantalla.

- Oye Pikachu.
- Dime.
- ¿Cuándo van a encender el aire acondicionado?
- Pues ni idea, el año pasado por estas fechas ya lo habían hecho.
- Joder, es que hace un calor de muerte.
- No, si ya.
- ¿Y quién lo tiene que encender?
- Mantenimiento.
- Ok, voy a hablar con ellos.

Me voy para la fábrica y entro en el garito de mantenimiento. Nada más abrir la puerta, todos me hacen gestos para que la cierre rápidamente. El ambiente ahí es... ¿cómo describirlo? La gloria. Y me quedo corto. 22 graditos y hay hasta corriente de aire.

- Buenas.
- Hola ManOwaR, ¿qué pasa?- Rompetechos se acerca sonriente a mi. Tengo que controlarme para no quitarle la sonrisa de la cara a mamporrazos.
- Hombre Rompetechos, a tí te quería yo ver.- le contesto con gesto de mala leche.
- Pues tú dirás.- se pone las manos detrás de la espalda y se balancea sobre sus talones. Está disfrutando el hijo de puta porque sabe exactamente a qué vengo. Pero no voy a darle esa satisfacción.
- Vengo a pediros unos alicates de corte, una crimpadora, cinta aislante y bridas.
- ¿Para qué quieres todo eso?- su cara cambia a un gesto de sorpresa.
- ¿Para qué puedo querer una crimpadora?- respondo con una medio sonrisa. A alguno de los de alrededor se le escapa una risita.
- Bueno vale. Jose (sin tilde), dale lo que ha pedido.- Rompetechos se marcha decepcionado a su despacho.

Jose (sin tilde) se acerca a mi con los "instrumentos" y me los da.

- No venías a por esto, ¿verdad?
- En un principio no.- pero mi mente reacciona muy rápido (el malvado 8086 que tengo por cerebro).- pero luego me he dado cuenta de que me hacía "falta" todo esto.
- Ya.- me responde en tono sarcástico.

Bien, la situación es la siguiente: los hijos de puta de mantenimiento tienen aire acondicionado con dos inverters independientes. El resto de los mortales tenemos el aire acondicionado industrial que los de mantenimiento no han encendido. Vaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaale.

Me subo al CPD (donde sí que hay aire acondicionado todo el año :D), cojo unos cables de red y comienzo a fabricarme un LART de los de verdad. Entre cable de red y cable de red, le cambio unos permisos a una de las carpetas de mantenimiento en el servidor de ficheros. Cuando ya estaba dándole los últimos retoques al mango, me suena el móvil.

- ¿Diga?
- ManOwaR, ¿dónde estás?
- En el CPD, ¿por?
- Porque necesito que vengas un momento.
- ¿Qué es lo que pasa, Pikachu?
- Que ha llamado el gilipollas de Rompetechos porque no puede entrar nosedonde. Míraselo anda, te he reenviado el correo.
- Vale, ahora lo miro.- si eso...
Clac.

Ahí le quería yo ver. Voy para abajo dejando el LART a medias. Me siento en mi sitio y leo el correo reenviado por Pokémon, en el que Rompetechos, de malas maneras, exige acceso inmediato a la carpeta de mantenimiento porque tiene que hacer cosas superhipermegaimportantes ahí. En lugar de darle los permisos directamente, decido ir a hacerle una visita de nuevo. Voy para mantenimiento...

- Buenas- de nuevo gestos de que cierre la puerta- ¿está Rompetechos?
- Está tomándose un café.
- Bien, le espero aquí.


Veo como un par están en una salida de emergencia echándose un cigarro, así que me uno al grupo.


- Qué, se está bien aquí en mantenimiento, ¿verdad?- uno de ellos nota el tono irónico-malahostia de mi comentario y decide que es mejor tirar el cigarro y largarse.
- Sí, la verdad es que sí.- dice el otro.
- Hmmyap.

En ese momento aparece Rompetechos. Hago como que no le veo y sigo con mi pitillo, para que sea él el que se acerque.

- ¡Hombre ManOwaR! Qué raro verte por aquí dos veces en el mismo día.
- ¿A que si? Me verás una tercera, cuando venga a devolver las herramientas. Ahora vengo a buscarte a tí.
- ¿A mi por qué?- recula dos pasos hacia atrás (que dada la longitud de sus piernas, son como 20 centímetros lo que retrocede, todo sea dicho).
- Me ha dicho Pokémon que necesitas acceso a nosequé carpeta de mantenimiento.
- ¡Ah sí! ¡Me habéis quitado el acceso a la carpeta del servidor!
- Nosotros no te hemos quitado nada, algo habrás tocado.- agacha la cabeza y se pone a pensar.
- Bueno, sea como fuere necesito que me déis acceso otra vez, que tengo ahí unos documentos muy importantes que tengo que terminar.
- ¿Ah sí?
- Sí.
- Pues, ¿sabes qué?
- Qué.
- Que resulta que yo no trabajo cuando tengo calor, así que me parece que voy a agarrar un portátil y me voy a instalar por aquí. ¿Te parece? Así cuando vuelvas a perder permisos en una carpeta, puedes decírmelo de viva voz.- se queda dubitativo.
- Emmm....
- ¿Qué pasa? ¿No te gusta la idea?
- No, no es eso. ¿A qué viene eso?
- Que enchufes el aire acondicionado de la planta de oficinas.- hace un gesto con la cara como diciendo "sabía que venías a eso".
- Yap. Pues resulta que no puedo.
- ¿Porque no tienes acceso a la carpeta de mantenimiento?
- No, porque los de Financiero no han aprobado el presupuesto para que vengan a revisar las máquinas antes de encenderlas.
- Hmmmyap. ¿Y con quién tengo que hablar para que lo hagan?
- Con el nuevo controller, MaisOui.
- Fale.

Me voy con viento fresco y sin darle acceso a la carpeta a la que necesita acceso tan urgentemente. Let's go pa financiero!

- Wenaaaaaaaaaaaaas.
- Hola ManOwaR.
- Oye MaisOui, ¿me puedes hacer un favor?
- Si clagó, dime ManOwaR.
- ¿Puedes mirar si hay una requisitoria creada para aprobar un presupuesto para revisar las instalaciones de aire acondicionado?
- Oui, clagó.- se pone a teclear y en un momento saca la información en pantalla.
- Aquí está.
- Coño, esta requisitoria está aprobada desde hace dos semanas... ok, gracias MaisOui.
- De nada.

Este Rompetechos debe pensar que soy gilipollas o algo así. Se va a cagar. Subo al CPD a terminar el LART. No me ha quedado demasiado decente, pero será suficiente para fustigar a cuatro o cinco antes de que se joda. Me lo engancho al cinto y voy para mantenimiento de nuevo, sin las herramientas.

- Wenaaaaaaaas.- nuevos gestos de que cierre la puerta, pero como ya me sé la historia, ya está cerrada antes de que lo hagan. Les enseño el dedo corazón a todos como agradecimiento por su recordatorio. Voy para el despacho de Rompetechos y llamo a la puerta.
- ¡Adelante!
- Hola Rompetechos.
- ¡Hombre ManOwaR! Al final va a ser verdad que te vienes a instalarte aquí.- encima recochineo. Acaricio el mango del LART. Coño, es reconfortante.
- Pues mira, no.- no porque tengo algo en mente.- vengo a decirte que enchufes las putas máquinas de aire acondicionado o que te atengas a las consecuencias.
- ¿Qué dices?
- Que la requisitoria está aprobada hade 15 días. Que llames a los de la empresa que sea que tengan que revisar los aparatos y los enciendas a la de ya.
- ¡Qué va! ¡Si cuando se aprueba una requisitoria que hago yo me llega un correo para avisarme!- se pone a revisar su email.
- ¡Mira, mira! No hay nada.- me dice señalando la pantalla. A la izquierda, veo un apartado llamado "Requisitorias" con 3 correos sin leer. Le quito el ratón y le doy.
- ¿Y esto de aquí que es?
- Emmm... - se queda pálido al ver los tres correos de aviso de la requisitoria del aire acondicionado sin leer, efectivamente de hacía 15 días.
- Enga machote, aquí tienes el teléfono.
- Pero.. ¿cómo he podido no verlos?- porque todo lo que te falta de estatura lo tienes de mala leche, joputa.
- Pues mira, no lo sé, pero ya no tienes excusa. Como mañana no tengamos aire acondicionado en las oficinas, te enteras.

Pero Rompetechos es el jefe de mantenimiento, y no se va a dejar intimidar por un simple informático, por lo que decido mandarle un correo al Yayo y a MaisOui para que estén al tanto del asunto. Al dia siguiente a mediodía seguíamos sin aire acondicionado y sin señal de vida de la empresa que tenía que venir a revisarlo. Me cojo un PC de los antiguos que son para reciclar y me voy, atravesando la fábrica, a la zona de contenedores de la parte de detrás, a "tirarlo". Previamente, dentro de la carcasa, me había escondido las herramientas que me habían prestado el día anterior.

Me cuesta casi 5 minutos dar con el aparato de aire acondicionado correcto, pero finalmente localizo los dos que mantienen a los de mantenimiento tan fresquitos, y gracias al alicate de corte, la cinta aislante, las bridas un chicle, dos escupitajos y por supuesto la crimpadora (que lleva pelacables, por cierto), boicoteo "un poquito" dichos aparatos. Vuelvo a mi sitio, y espero una horita para volver a ir a mantenimiento a devolveles las herramientas y tal, no sin antes sugerirle al Yayo que se pase por mantenimiento para meter presión.

Cuando llego, el calor es peor que en las oficinas, dado que allí trabajan con maquinaria pesada (bueno, pesada pesada no, pero le dan a las radiales y las soldaduras). Rompetechos no está. Le devuelvo a Jose (sin tilde) sus herramientas y pregunto por el susodicho.

- Está tomando café.
- ¿Cuántos cafés se toma este hombre al día?
- Pues hoy creo que lleva siete.
- Juas. ¿Podéis hacerme el favor de llamarle al móvil y decirle que venga para acá, que quiero verle?
- Sí claro. - Jose (sin tilde) le llama por teléfono.
- Que dice que en seguida viene.

Al rato, efectivamente aparece Rompetechos. Su cara cambia cuando nota el calorazo sofocante digno del desierto del Final Fantasy VII.

- ¿Pero qué ha pasado aquí?- los de mantenimiento se encogen de hombros. Rompetechos se va a buscar el control remoto de los aires acondicionados a ver si logra hacerlos funcionar, sin éxito.

- ¿Qué te pasa, Rompetechos?- digo con tono irónico.
- Que no sé qué mierda pasa aquí.
- Pasa lo mismo que en las oficinas, QUE NO FUNCIONA EL AIRE ACONDICIONADO.
- Joder, pues voy a llamar a la empresa de mantenimiento para que vengan a revisarlo.
- ¿Pero no ibas a llamarles ayer?- se da la vuelta y me mira con cara de mala leche.
- ¡Les llamaré cuando yo quiera!

En ese momento aparece el Yayo.

- Chuck... qué calor... ¿a quién llamarás cuando tú quieras?- Rompetechos pierde el color. Del todo.
- A los que tienen que venir a revisar el aire acondicionado.- contesto yo por él.
- ¿Pero no tendrían que haber venido hace dos semanas?- Rompetechos traga saliva.
- Pues... pues... pues...esto...- se le lengua la traba.
- Venga, llama ahora mismo, que me estás haciendo perder el tiempo.

Rompetechos agacha la cabeza y se va a llamar por teléfono, mientras yo destrozo el LART en su espalda. Hoy miércoles, hemos tenido el aire acondicionado en la oficina y se estaba de puta madre :D Y Rompetechos ha vuelto a terminar con moratones.

Moraleja: Quien la sigue, la consigue.

miércoles, 8 de junio de 2011

Pokémon 2.0

A estas alturas, ya todos sabréis más o menos cómo es Pokémon (el que no lo sepa que se relea este post).

Después de la "marcha" de Epi, la empresa necesitaba un nuevo director (o responsable) financiero, así que no tardaron en promocionar al Controller y anunciar su nombramiento como nuevo responsable del departamento. MaisOui es su nombre, un personaje de unos 30 ó 32 años, un tipo muy trabajador y proactivo, además de cachondo mental. La única pega que tiene es que es franchute, y Pokémon siempre aprovecha la mínima para meterse con él y viceversa. De hecho, lo primero que hizo fue mandarle un correo a Pokémon para anunciarle su nueva posición y un nuevo establecimiento de "reglas", a lo que Pokémon respondió muy a su estilo (he emborronado nombres y emails por motivos evidentes).



Lo mejor de todo el "savoir faire" de Pikachu para contestar al correo de MaisOui:
1.- Escanearse el dedo y guardarlo en formato pdf en su equipo (se puede ver en la foto sus nudillos aplastados contra el cristal del escáner).
2.- Sacar una captura de pantalla del pdf.
3.- Editar la captura en paint para recortarla.
4.- Volver a sacar otra captura de la imagen ya recortada (por supuesto con su propio cursor del ratón).
5.- Pegar la imagen en el correo.

Esta es la tónica general entre ellos. Siempre de broma, pero siempre metiéndose el uno con el otro. La verdad es que no está mal echarse unas risas a su costa de vez en cuando.

Pero vamos al quid de la cuestión: el caso es que desde la última vez que hablé de Pokémon, éste se ha ido actualizando en lo que a las tecnologías de la información se refiere, y ha ido puliendo su personalidad (gracias a mi, todo hay que decirlo) hasta convertirse en un cabrón redomado. Sin embargo no deja de ser un personaje con unas carencias cerebrales bastante notables...

Ayer tuvimos un problema bastante gordo: se crujió el switch principal, por el que pasan todas las comunicaciones. Pikachu intentó entrar en el CPD, al cual se accede con una tarjeta, pero ésta no funcionaba (lógico, dado que el sistema de control de presencia funciona con un servidor conectado al switch estropeado), así que volvió a intentar abrir la puerta con un destornillador.

- Pikachu, ¿se puede saber qué haces?
- Pues intentar abrir la puerta, que no funciona la tarjeta.
- ¿No aprendiste nada de la última vez?
- ¿Qué pasó la última vez?
- La bronca que te echaron.
 - Pues no.
- ¿Y el dolor de costillas y cabeza?
- Ahhhh... cierto...- está clarísimo: la letra con sangre entra. A los lusers hay que grabarles las cosas con dolor físico para que las recuerden.
- Pues anda, déjalo ya y vamos para abajo a ver qué podemos hacer.

Desde mi sitio logré conectarme al switch por telnet y reiniciarlo. Una vez hecho, ya comenzó a funcionar todo excepto el servidor de impresión y las pistolas de radiofrecuencia. Comprobando la configuración del switch me di cuenta de que la VLAN de las bocas donde estaba conectado el servidor de impresión había cambiado, así que volví a ponerlas en su sitio y tras reiniciar el servidor comenzó a funcionar normalmente. El problema vino con las pistolas de RF, que no había manera de hacerlas funcionar. El caso es que cogían bien la Wifi, pero no conectaban con el servidor de CIM. Tras unas cuantas comprobaciones, me di cuenta que el acceso lo estaban bloqueando los dos Fortigates que había instalado el mes pasado para securizar la Wifi, por lo que me tocó volver a configurarlos. Y claro, mientras tanto, Pikachu dando por el culo...

- Qué, ¿ya sabes lo que le pasa?
- Sí, ya estoy solucionándolo.
- Pues date prisa macho que están que trinan en expediciones.
- Me doy toda la prisa que puedo Charmander.
- No, si te lo digo porque están parados, no pueden trabajar.
- Diles que enciendan su ordenador y abran una consola al servidor, que desde ahí sí funciona.
- Pero ellos quieren las pistolas.
- Y yo quiero un Mercedes, pero tengo un Renault, no te jode. Si tienen camiones parados esperando que vayan tirando con el ordenador mientras arreglo esto.
- Bueno yo se lo digo.
- Vale.

Pokémon llama a expediciones, y yo pongo la oreja.

- Oye, ¿Julián?
- Que dice ManOwaR que uséis el ordenador mientras arregla las pistolas.
- Si, con la consola al servidor.
- Bueno tú verás tío.
- Vale, adios.

- Que dicen que no, que tienen que usar las pistolas.
- ¿Por qué?
- Porque son más cómodas.
- Y dale, ¿estos tíos son gilipollas o qué?
- Yo qué sé.
- Voy a llamarle yo.
- Nah no te molestes, si no me hacen caso a mi...
- Ya, pero es que tú les has dicho "que dice ManOwaR", en lugar de darles una orden directamente, "usa el ordenador".
- Bueno, ¿y qué?
- Nada hijo, nada. Verás cómo se hace.

Llamo por teléfono a expediciones.

- ¿Diga?
- Hola, soy ManOwaR. ¿Por qué no queréis usar el ordenador?
- Porque es un coñazo, y tarda mucho en arrancar.
- ¿Y? Mi trabajo también es un coñazo, pero tengo que hacerlo.
- Pero a mi tu trabajo me la pela, tio.
- De acuerdo, pero no debería pelártela el tuyo.
- El mío no me la pela, es que sin pistola yo no puedo trabajar, es culpa del departamento de Informática.- ya estamos... con que con esas tenemos, ¿eh?
- De eso nada, el departamento de informática te ha proporcionado un ordenador con el que hacer tu trabajo, vayas más rápido o más lento, pero puedes hacerlo, y por lo tanto si tienes camiones parados a la espera de que les expidas la mercancía es tu entera responsabilidad, porque no te sale de los huevos utilizar el ordenador que el departamento de informática ha puesto a tu disposición.
- Bueno bueno, a mi no me hables así, ¿eh?
- Pues no me hagas perder el tiempo. Ale, con Chuck.
Clac.

Hasta los huevos de lusers contestones, HOYGAN. Y Pikachu sonriente jugando al solitario. También estoy hasta los huevos de tener que comerme marrones que le corresponden a él... esta se la devuelvo.

Sigo trasteando con los Fortigates y por fin logro que funcionen de nuevo las pistolas de radiofrecuencia, pero el caso es que a los 15 minutos, de nuevo dejan de funcionar. Reviso la configuración del switch y está como al principio, como si no hubiera modificado nada. Vuelvo a ponerlo todo bien y de nuevo funciona todo chachi piruli, pero a la media hora otra vez la misma historia. Está bastante claro que este switch no guarda la configuración como debe, o que por algún motivo vuelve a cargar la antigua cada rato. Por suerte tenemos un contrato de mantenimiento con una empresa, mediante el cual nos tienen que cambiar un switch estropeado en menos de 2 horas, así que hago uso de él. Les llamo y tras enviarles el fichero de configuración del switch, me dicen que en 45 minutos tengo allí a un tipo con un switch nuevo y con nuestra configuración precargada. Perfecto. (¡coño! Una empresa que parece funcionar bien).

Media hora más tarde, se pone a llover. Pero llover de que caían gotas como chapelas vascas que hacían hasta daño. Los canalones no daban a basto para evacuar el agua.





 ¡ Tururu ! ¡ Tururu ! ¡ Tururuuuuuuu !

- Sistemas...
- ¡ManOwaaaaaaaaaaaaaRRRRR!.- escucho a Payoponi como si me estuviera llamando desde dentro de una batidora.
- ¡Queeeeeeeee!
- ¡Que ha venido un señor a verte que dice que trae un suich o algo asíiiiiiiiiii!
- ¡Valeeeeeeee!
Clac.

- Pikachu.- sale de su sopor. Ahora estaba jugando al Carta Blanca.
- ¿Eh? ¿Qué pasa?
- Que han venido ya los de la empresa esta a cambiar el switch.
- Vale.- ese "vale" ha sido como un "me la suda" o "y a mi qué me cuentas". Se va a cagar...
- Que vayas a buscarle y le lleves al CPD, que yo tengo que preparar todo para el corte de comunicaciones para cambiar el switch.
- ¿Y por qué no vas tú?
- Te lo acabo de decir. Pero oye, que si quieres prepararlo tú voy yo a buscarle.
- Vale, vale, ya voy.

Pokémon sale del departamento hacia la puerta, y se le ponen los huevos de corbata al ver la que está cayendo. Mientras tanto yo me pongo mi traje de ninja y voy detrás de él en silencio, para darle un empujoncito y que salga fuera en el momento adecuado, atrancar la puerta, y desaparecer. Subo corriendo al CPD y veo por la ventana como un Pokémon empapado hasta los huesos acompaña al técnico, el cual lleva un impermeable. Bajo de nuevo y voy hacia la puerta de entrada para recibirles.

- Hola, soy ManOwaR.
- Hola, qué tal.- le estrecho la mano al hombre. Mientras, Pikachu está sacudiéndose el agua. Está totalmente empapado. Pongo los brazos en jarra y me dirijo a él.

- Pero hombre Pokémon, ¿no has visto que está cayendo la de Chuck se apellida Norris? ¿Cómo se te ocurre salir sin paraguas?

Pokémon se me queda mirando con las pupilas llenas de intenciones homicidas. Me parece ver una lagrimilla recorrer su rostro. O no, igual es agua... JAJAJAJAJAJAJA..